Lactancia: 10 cosas que hubiera querido saber a tiempo.

webcover2

Ingenuamente, asumí que la lactancia, por ser “algo natural”, se iba a dar solita. Ahora sé que es todo un arte, y que si bien natural, requiere conocimientos básicos y práctica. ¿Sabías que incluso puedes estudiar un Máster en Lactancia Materna? (Universidad Rey Juan Carlos I, de Madrid).

Fui la primera de 4 hermanas en convertirme en mamá, y no tenía en ese momento amigas cercanas que hubieran experimentado y pudieran decirme lo más básico del tema. Con mi primer hijo le sufrí bastante y terminé optando por la fórmula. En mi segundo embarazo decidí preguntar, leer libros y blogs, y también me uní a una comunidad sobre lactancia en Facebook que me ayudó muchísimo a poder lograr y disfrutar la lactancia con mi segundo hijo. Después, en mi trabajo, me tocó hacer un proyecto para proponer la instalación de una sala de lactancia, por lo que me metí aún más a la investigada.

Cuando recién me convertí en mamá, me hubiera encantado que me dijeran:

1. La regla # 1 de la lactancia. Si tu bebé no succiona correctamente, no te va a bajar la leche.
Había escuchado sobre el “bajón de leche” y supuse que al haber dado vida a un bebé, automáticamente iba a empezar a salirme leche. Y sí, los pechos producen calostro justo a tiempo para alimentar a tu recién nacido/a, pero no la leche suficiente si el o la bebé no estimulan como debe ser.

2. No todos los bebés nacen sabiendo comer.
No me bajaba la leche y me resultaba muy frustrante que me dijeran “sólo pégate al bebé.” Yo pensaba, ¡pues me lo estoy pegando!, ¡¿por qué no me sale?! Algunas mamás tienen la fortuna de tener nipples formados adecuadamente para la lactancia, y bebés que apenas nacen se acomodan perfecto comer, pero no siempre es así. Y si como me pasó a mí, el bebé no lo hace por sí mismo y la mamá no está preparada para enseñarlo/a, lo más probable es que la succión incorrecta produzca lesiones en los pechos, cero se estimule la producción de leche y el bebé se quedé con hambre, entonces empezamos a complementar con fórmula y en consecuencia menos se estimula la lactancia; es un círculo. O sea, no se trata nadamás de pegar al bebé, sino hacerlo correctamente

3. Hay varias posiciones o técnicas para dar pecho.
Dependiendo de si el nacimiento fue natural o por cesárea, la forma de los pezones y la personalidad del bebé (hay bebés muy fuertes, unos que nacen “muy despiertos”, otros muy adormilados, etc)., será útil una u otra posición. Idealmente, debes conocerlas *antes* de recibir a tu baby.

4. La lactancia no duele.
Si el proceso de alimentar a tu bebé está doliendo o lastimando, algo está mal y hay que pedir ayuda si queremos continuarla. Pueden darse diversas complicaciones que son muy comunes en la lactancia, por ello es fundamental informarse primero para prevenirlas, y después para saber que en la mayoría de los casos no son razón para dejar la lactancia.

5. Hay demasiados mitos alrededor del tema.
Que si el consumo de cafeína, que si estás tomando algún medicamento, que si no puedes comer picante o frijoles, que si el atole ayuda. Lo cierto es que no está comprobado que algún alimento favorezca o perjudique la lactancia, de manera general y segura. Volvemos, lo principal es la estimulación directa del bebé, lo demás dependerá de cada mamá y cada bebé según vayan experimentando.

6. Ten un kit básico de lactancia.
Termo con agua, lanolina (la pomada esencial para cuidado de los pezones), 1 o 2 pezoneras por si llegas a tener una lesión, máquina saca leches para apoyarte a estimular la producción de leche y batalles menos…

7. Al menos en México, hay mucha ignorancia sobre la lactancia- incluso por profesionales de la salud.
Muchas lactancias se pierden por simple desconocimiento de doctores/as y enfermeras/os que mal aconsejan ante una dificultad a una mamá. Es muy común escuchar comentarios de mamás del tipo: “mi leche no le cayó bien a mi bebé, a mí no me sale leche suficiente…”, que eso piensan porque eso les dijeron sus doctores.- Que suceda esto es prácticamente imposible, y como no podemos contar con que la gente a nuestro alrededor esté informada y actualizada, si elegimos la lactancia como opción, tenemos que tener la iniciativa de auto-educarnos en el tema.

8. Necesitas tiempo a solas con tu bebé.
Para conocerse, para aprender, para conectar, para relajarse, para verse a los ojos, para creértela- sobre todo si es tu primer bebé o tu primera vez dando pecho… y si hay alguna lesión, lo más recomendable es dejar los pechos descansar “al aire”, por lo que no tengas miedo o pena a fijar un horario de visitas o decir que se reciben a partir de que el bebé cumpla tantos días o semanas. No es egoísmo mamá, es necesario.

9. La lactancia es prácticamente un milagro, y es perfecta.
Si una mamá tiene gemelos o trillizos, tendrá leche suficiente. Si una mamá tiene un bebé prematuro, su leche será distinta y el mejor medicamento además de alimento. La composición de la leche materna de hecho cambia según la hora del día y clima exterior, resultando siempre adecuada para las necesidades del bebé (se vuelve más ó menos líquida para evitar deshidratación, sobrepeso, etc). Algunas mamás cuando están lactando se embarazan y al nacer el segundo bebé continúan dando pecho a ambos, y el cuerpo es tan perfecto que la leche madura del primer bebé vuelve a calostro para el segundo, al parecer días antes de que nace… es increíble.

10. La importancia de la lactancia en el mundo.
Existen enemil libros que explican los beneficios físicos y emocionales de la lactancia tanto para el bebé como para la mamá, por lo que no me meteré aquí en ese aspecto, pero sí te diré que dentro del tema hay otro montón de “subtemas” súper interesantes como viajar con bebé o sin bebé mientras estás lactando, el regreso al trabajo, la participación del papá, etc., y sobre todo quiero dejarte con esto:

La lactancia no es sólo una cuestión de quien la practica, sino un asunto que incide no sólo en el bienestar de una familia en particular sino en temas de pobreza, nutrición y todo el sistema de salud pública, por lo que es importante para el progreso de la sociedad, ¡y de todo el mundo!.

Te invito a informarte y compartir tus conocimientos, puede hacer toda la diferencia para ti y para alguien más.

ygtma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

One thought on “Lactancia: 10 cosas que hubiera querido saber a tiempo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s